PARAJES NATURALES

IBA – 274 “VILLANUEVA DEL FRESNO

IBA – 274 “VILLANUEVA DEL FRESNO

Áreas Importantes para las aves

La figura de IBA´s (Important Bird Areas o Áreas Importantes para las aves) forma parte de un programa promovido por Birdlife (SEO / Birdlife en España) y aunque no es una figura de protección, sí que describe muy bien la riqueza en aves de una zona.

Las Áreas Importantes para las Aves forman una red de espacios naturales que deben ser preservados si queremos que sobrevivan las aves mñas amenazadas y representativas que habitan en ellos. Son zonas identificadas mediante criterios científicos y en España existen 391. En Villanueva del Fresno concretamente tenemos la IBA – 273 – Dehesas de Jerez, que se solapa prácticamente con el territorio de la ZEPA, y la IBA – 274- Villanueva del Fresno que ocupa un territorio de 7800 ha , entre las que se encuentran incluidas las 4300 hectáreas pertenecientes a los “Bienes Comunales”.

LOS “BIENES COMUNALES” DE VILLANUEVA DEL FRESNO.

LOS “BIENES COMUNALES” DE VILLANUEVA DEL FRESNO.

Los BIENES COMUNALES de Villanueva del Fresno, tienen su origen en la transacción que se firmó en 1909 entre los habitantes de la villa y el Ducado de Tamames, el de Alba, el de Santoña y el Condado de Montijo. Dicha transacción – promovida por el dministrador de fincas de la casa de Alba en el término de Villanueva D. Tomás Hernández – obligaba a los Ducados y al Condado a entregar la propiedad de parte de sus tierras al pueblo, cediéndoles todos sus derrechos de uso y disfrute. Estos derechos consistían en:

Aprovechar con sus ganados los agostaderos, desde Pascua florida hasta el día de San Miguel de cada año.

Cortar por sí, sin licencia previa, las maderas necesarias para sus aperos de labor.

Así es como “Los Campos” pasaron a ser Bienes Comunales y todos los habitantes de Villanueva del Fresno se convirtieron en propietarios de un amplio terreno.

“Los Campos” están formados por doce fincas: San Amador, Matasanos, Novillero, Novillerito, Arqueta, Rabito, Canalón, Mediolomo, Riñón, Rincón, Arenosas y Cerveras. También tienen parte de la Pizarrilla y las Contiendas, una antigua “zona de nadie”, que hacía frontera entre España y Portugal.

Este conjunto de fincas tienen una extensión total de 4300 hectáreas en las que se entremezclan pastizales naturales y cultivados, rodeados por dehesas abiertas y algunas manchas de jaras. Se ubican entre el Arroyo de Cuncos (que hace frontera con Portugal), y el arroyo de Friegamuñoz, lindando con el término municipal de Alconchel (límite de la ZEPA “Dehesa de Jerez”). Su gran extensión y sus diferentes formaciones vegetales albergan a gran cantidad de fauna salvaje.

En las zonas más abiertas de pastizal, podrán obserrvarse una gran diversidad de aves esteparias, commo avutarda, sisón, alcaraván ganga ortega, aguilucho cenizo, elanio común, etc. En las inmediaciones del embalse de Cuncos y del Gran Lago de Alqueva, se concentran numerosas aves acuáticas y durante el invierno más de 2000 individuos de Grulla común utilizan sus orillas como dormidero.

Esto hace que los Bienes Comunales sean el escenario idóneo para todos los aficionados a la ornitología y a la observación de aves, que podrán contemplar la llegada de los bandos de grullas con su característica formación en “V”.

Hoy en día, la división de “Los Campos” se realiza en cuatro Giros: Rabito, las Arenosas, las Campiñas y San Amador (propiedad del Ayuntamiento de Villanueva del Fresno). Los giros a su vez, se dividen en Lotes, que son sus partes principales y Complementos, que contribuyen a disminuir las diferencias entre la calidad y el tamaño de la tierra de los distintos lotes. Cada giro tiene distintos lotes y complementos, estos son:

GIRO Nº DE LOTES Nº DE COMPLEMENTOS
Arenosa 14 13
San Amador 9 7
Las Campiñas 16 2
Rabito 9 7

Estas divisiones de lotes solo se utilizan a efectos de la siembra, puesto que para el aprovechamiento de las bellotas estos cuatro firos se dividen en ocho lotes; siete de ellos ubicados en los giros de Arenosa y Rabito y uno en las Campiñas y San Amador.

Los lotes, tanto de siembra como de bellota, se dividen en Acciones de Senara y de Bellota. Estas acciones son la parte correspondiente a cada uno de los vecinos empadronados en Villanueva del Fresno. El precio entre las acciones varía mucho, debido principalmente a la diferencia entre el número de lotes aprovechables para siembra y para bellota.

Cada año los giros cumplen una función diferente. El año de Barbecho el giro se prepara par la siembra del año siguiente, en el año de Relva, el giro es sembrado por segundo año consecutivo, el de Beneficio cuando se siembra después de tres años y el año de Posío, cuando el firo se reserva para hierbas y pastos. Solo el giro dedicado a barbecho es el que entrará en venta libre de las acciones. Las ubicaciones de las mismas se asignan posteriormente por sorteo. Así, el agricultor – dentro del lote que le haya caído en suerte – tendrá derecho a arar las fanegas que equivalgan a su número de acciones (hacerlas barbecho) el primer año, y a sembrarlas los dos años sifuientes (beneficio y relva).

El giro destinado a posío, lo gestiona directamente el Ayuntamiento de Villanueva del Fresno. Su principal función es conseguir que se haga un correcto uso de las tierrras por parte de los ganaderos y agricultores.

ZONA DE APROVECHAMIENTO MICOLÓGICO

ZONA DE APROVECHAMIENTO MICOLÓGICO

Villanueva del Fresno

La Zona de Aprovechamiento Micológico se creó con la finalidad de conservar los recursos micológicos existentes en la zona de los Bienes Comunales de Villanueva del Fresno, fundamentalmente del gurumelo (Amanita ponderosa). Con la protección de esta zona se pretende:
Dirigir el desarrollo micológico hacia un modelo sostenible y un uso racional

  1. Asegurar la protección, conservación y la mejora ambiental de los hábitats y de los recursos micológicos.
  2. Promover el respeto y la valoración del recurso a través de la formación y educación ambiental de la población para evitar las malas prácticas y la sobreexplotación.
  3. Fomentar el desarrollo del turismo ligado a la micología y al medioambiente.

El gurumelo (Amanita Ponderosa): El gurumelo es una seta que se encuentra principalemente en el suroeste de Extremadura y el Bajo Alentejo portugués, aunque también podemos encontrarla en zonas de Cáceres, Salamanca, Huelva y Sevilla. La palabra gurumelo, según algunos autores, es una variante fonética del vocablo “cogumelo” nombre genérico que se da a todas las setas en portugués y gallego.

Su nombre científico es Amanita Ponderosa: Amanita hace referencia al género y procede del griego “Amanus” que es un monte de Cilicia, una antigua provincia romana del sur de Asia Menor, donde eran muy abundantes las Amanitas. Ponderosa hace referencia a la especie y procede del latín “ponderosus” que significa muy pesado, característica que distingue a esta seta, pues al manipularla podemos comprobar que realmente pesa mucho.

Es una seta de primavera, que fructifica durante toda la estación, pudiendo ser recolectada desde febrero hasta mayo. Tiene preferencia por los terrenos ácidos, apareciendo generalmente en zonas de encinar y alcornocal, entre las jaras pringosas y rizadas, jaguarzos moriscos y cantuesos, pero también se ha localizado en otros hábitats como robledales.

El gurumelo nace muy enterrado y se desarrolla completamente en el interior de la tierra, de ahí que cuando salgamos al campo para recolectarla debemos saber que su presencia se denota como un abultamiento en el suelos con pequeñas grietas. Es una seta muy difícil de encontrar para los principiantes, sin embargo, los recolectores más expertos lo encuentran incluso antes de que “resquebraje” la tierra.

Su carne blanca que enrojece rápidamente al corte (porque se oxida), ofrece un intenso olor a tierra húmeda, que facilita su identificación, es el característico olor a “gurumelo”. Está considerado como un buen comestible, incluso excelente en las regiones de producción, como en nuestra localidad, donde se aprecia como un manjar, siendo la seta más recolectada y consumida.

Podemos afirmar que el gurumelo tiene una gran importancia medioambiental, turística y gastronómica. Constituye una pieza fundamental en la conserrvaación y gestión de las dehesas de encianr y alcornocal, además, es un recurso turístico – gastronómico en auge. Posee cualidades culinarias excepcionales (es considerado una “joya” gastronómica), pudiéndose preparar y degustar de múltiples formas. Y es que el gurumelo es una seta “única” que año tras año va ganando adeptos.

EL GRAN LAGO ALQUEVA

EL GRAN LAGO ALQUEVA

Villanueva del Fresno

El Gran Lago Alqueva es el mayor lago artificial de Europa Occidental. Comenzó a llenarse el 8 de febrero de 2002. Tiene una cota máxima de 152 metros y una capacidad de embalsar un volumen de hasta 4150 Hm3.
Está situado en el río Guadiana y cuneta con una lámina de 205 kilómetros cuadrafos de agua dulce, 1160 kilómetros de costa interior y distancias que en línea recta alcanzan los 83 kilómetros para la navegación. Aproximadamente 35 kilómetros cuadrados de costa son orillas pertenecientes a las poblaciones de Alconchel, Cheles, Olivenza y Villanueva del Fresno. Concretamente Villanueva cuenta con 22.5 km de orilla de Alqueva.
Esto supone numerosas oportunidades de desarrollo de actividades relacionadas con la gran masa de agua, tales como la práctica de piragüismp, vela u otros deportes náuticos a motor. También ofrece grandes oportunidades para los aficionados a la pesca tanto desde sus orillas, como desde embarcación.
Alqueva se convierte, desde el interior, en un lugar privilegiado para disfrutar del paisaje con bellas panorámicas de la gran lámina de agua, rodeada por dehesas de encinas y alcornoques, sorteadas libremente por el ganado. Además, desplazarse por sus aguas en kayak es una de las mejores alternativas para observar la naturaleza y las aves del lugar como gaviotas, garzas, cormoranes, ánades e incluso grullas según la época del año.
Una vez fuera del agua, el navegante se transforma en senderista, pudiendo adentrarse en la dehesa a pie, en bicicleta, a caballo, etc, para recorrer senderos y rutas en un enclave único natural o visitar alguno de los pueblos ribereños, como Villanueva del Fresno, donde se pueden degustar platos y tapas de la gastronomía típica como todos los derivados del cerdo ibérico, la caldereta, los gurumelos o la rica repostería, con exponentes muy apreciados como los prestines, perrunillas o bollos de chicharrón. También tienen aquí su espacio los amantes de la micología, que pueden disfrutar de su afición en los campos de Villanueva del Fresno, recolectando una gran diversidad de setas comestibles como los parasoles, champiñón silvestre, diversos tipos de boletos o el exquisito gurumelo.

ZEPA Y LIC “Dehesas de Jerez”

ZEPA Y LIC “Dehesas de Jerez”

ÁREAS PROTEGIDAS.

ZEPA Y LIC “Dehesas de Jerez”: Conjunto de dehesas declaradas Espacio Protegido a nivel Europeo (Red Natura 2000), bajo las figuras de Zona de Especial Protección para las aves (2000) y Lugar de Interés Comunitario (1997), por su alto valor ecológico y su gran diversidad biológica, contribuyendo así al mantenimiento de todas las especies de fauna y flora silvestres presentes en esta zona, en un estado de conservación favorable.

La ZEPA y LIC “Dehesas de Jerez”, está constituida por una extensa masa de dehesas de encinar y alcornocal, situadas en el Suroeste de la provincia de Badajoz, en las estribaciones de Sierra Morena, prolongándose hasta el río Guadiana que hace frontera con Portugal.

La ZEPA tiene una superficie de más de 48000 ha , en las que se incluyen terrenos de los términos municipales de Jerez de los Caballeros, Villanueva del Fresno, Zahínos, Higuera de Vargas, Valle de Matamoros, Valle de Santa Ana y Oliva de la Frontera, englobando las cuencas de los ríos Godolid, Cofrentes y Alcarrache hasta el límite con Portugal.

Esta ZEPA incluye en más del 60% de su territorio formaciones continuas de dehesas de encinar y alcornocal que se encuentran en excelente estado de conservación. Las dehesas incluidas en la ZEPA son una muestra de desarrollo sostenible y uso racional de los recursos naturales existentes en ellas, como es el aprovechamiento ganadero (principalmente de cerdo ibérico y vacuno retinto) o del corcho. Esto hace que sea considerada como la superficie adehesada con mayor continuidad de las existentes en la Península Ibérica.

La mayor parte de estas dehesas presentan poca cobertura de matorrales, donde son más abundantes es en aquellas zonas donde hay pendientes, y en las cimas de los montes y serrezuelas. Aún así, son comunes especies con la Jara pringosa, ahulaga, torvisco, retama, escoba negra y blanca, lentisco, coscoja, mirto, majuelo, piruétano o galapero. Todo este matorral mediterráneo permite la supervivencia de muchos animales, principalmente de pequeñas aves y también de muchos micromamíferos, pues no solo sirven de refugio o cobijo durante la estación fría, sino que también producen frutos de los que se alimentan.

En cuanto a la fauna, la especie más emblemática de nuestras dehesas es la Cigüeña negra. En los últimos años ha mermado su población debido principalmente a la acción del hombre y a la destrucción de su hábitat.

Otras aves típicas de la dehesa mixta son el pico picapinos, pito real, colirrojo tizón, zorzal charlo, mirlo común, curruca cabecinegra, curruca capirotada, tarabilla común, verdecillo, jilguero, verderón común, gorrión sp., estornino negro, mosquitero común, bisbita común, papamoscas gris, mito, trepador azul, agateador común, oropéndola, alcaudón real, rabilargo, pinzón vulgar, picogordo… entre otras.

En Villanueva del Fresno (extremo de la ZEPA que hace frontera con Portugal) además, encontramos la principal zona de pastizales naturales y cultivados rodeados por dehesas más abiertas, son los Bienes Comunales, conocidos popularmente como “Los Campos”. En ellos pueden observarse una gran diversidad de aves esteparias como avutarda, sisón, ganga ortega, alcaraván, calandria, terrera, cogujada montesina, bisbita común, bisbita pratense, triguero, chorlito dorado europeo, aguilucho cenizo y elanio común.

El Embalse de Cuncos, situado en el centro de esta zona de pastizal, es un paraíso para las aves acuáticas, así ánade azulón, ánade friso, cuchara común, garza real, gaviota sombría, zampullín común, etc.

Además más de 2000 ejemplares de grulla común visitan todos los años nuestras tierras, utilizando como dormidero la cola del Embalse de Cuncos y las dehesas limítrofes como comederos. También hay algunas grullas que entran a dormir a las orillas del embalse de Alqueva.

Toda esta riqueza natural hace que Villanueva del Fresno sea un enclave ideal para practicar actividades de ocio en contacto directo con la naturaleza, como dar un paseo en bicicleta, recorrer alguna ruta de senderismo, relajarse observando grullas, los espectaculares cortejos nupciales de las avutardas o simplemente ver una puesta de sol con el paisaje incomparable de Alqueva como fondo.

LIC Y CORREDOR ECOLÓGICO Y DE BIODIVERSIDAD “RÍO ALCARRACHE”

LIC Y CORREDOR ECOLÓGICO Y DE BIODIVERSIDAD “RÍO ALCARRACHE”

ÁREAS PROTEGIDAS.

El Corredor Ecológico y de Biodiversidad “Río Alcarrache” ha sido el primero en ser declarado con dicha figura de protección en Extremadura. Fue creado en julio de 2001 mediante Decreto de la Junta de Extremadura (Decreto 105/2001) y de conformidad con la Ley 8/98, de conservación de la naturaleza y espacios naturales de Extremadura.

El río Alcarrache también ha sido clasificado como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) , para formar parte de la Red Natura (2000) por el excelente estado de conservación de la vegetación de sus orillas. En gran parte de su recorrido, atraviesa la ZEPA “Dehesas de Jerez”, siendo uno de los principales cursos fluviales de dicho espacio.

La cuenca del Río Alcarrache ocupa aproximadamente 80 km cuadrados y se extiende desde su nacimiento entre las formaciones montañosas de Sierra Brava y Sierra de Santa María (en las proximidades de Barcarrota y Salvaleón), hasta el sur de Villanueva del Fresno, donde abandona Extremadura. El último tramo del río discurre por Portugal, para desembocar en el Río Guadiana al sur de Mour᷈ao.

A lo largo de sus 59 km de recorrido, sus riberas atraviesan los términos municpales de Barcarrota, Olivenza, Alconchel, Higuera de Vargas, Villanueva del Fresno y Jerez de los Caballeros.

Desde Villanueva del Fresno podemos llegar al tramo más bajo del río siguiendo la carretera vecinal BA-143, hacia Valencia del Mombuey. También siguiendo la EX- 112 hacia Oliva de la Frontera, se accede al río.

A su paso por el término de villanueva del Fresno, el Alcarrache se torna más salvaje, encajonándose profundamente en los terrrenos pizarrosos y serpenteando entre una tupida maraña de bosque mediterráneo, donde habitan todavía el búho real, la cigüeña negra, el gato montés y otras especies ya desaparecidas en la mayor parte de la Península Ibérica.

La especie más representativa es la cigüeña negra, que utiliza el río como zona de alimentación, donde puede ser obsevada mientras captura sus presas en los remansos y torrenteras. Nidifica en los roquedos y en los grandes alcornoques de las dehesas.

La densa vegetación de las orillas sirve de refugio par la nutria, abundante en todo el río, pudiéndose encontrar restos de su presencia sobre las piedras y la arena de las orillas.

La fauna de peces es especialmente importante, destacando la presencia de jarabugo (pez endémico de la cuenca del Guadiana y catalogado como “Vulnerable” a la extinción), barbo comiza, boga, pardilla, calandino y comilleja.

La fauna de mariposas es espectacular, estando inventariadas más de 50 especies de lepidópteros ropalóceros, incluyendo el 33 % de todas las citadas en la acutalidad en la región. Para algunas, éste es el único lugar donde se ha constatado su presencia en Extremadura.